Su rechazo a la propuesta que entregara la UDI al ministro Hinzpeter el lunes pasado expresó hoy el Presidente de la Asociación de Magistrados, Ministro Leopoldo Llanos, por estimar que “promueve modificaciones que atentan contra la independencia interna de la Judicatura y aborda aspectos que lejos de contribuir con la seguridad y el orden público como se sostiene, reponen un intento por amedrentar a aquellos jueces que fallen apartándose del criterio que un sector político considera correcto”.

El dirigente estimó que el documento de catorce puntos elaborado por la mencionada colectividad “aborda superficialmente un tema de alta complejidad como es el de las calificaciones de quienes integran el Escalafón Primario del Poder Judicial, sobre el que tanto la Corte Suprema como los jueces han instado por su modificación, y que en el caso nuestro discutimos durante el año en el seno del Foro Judicial”, planteó Llanos sobre la instancia gremial que incluyó la participación de un amplio número de académicos de distintos sectores.

En concreto, dijo Llanos, y a fin de despejar puntos en los que la propuesta “resulta equívoca; respecto de las revocación de sentencias, no puede evaluarse mal a un juez por sostener un criterio jurídico distinto del tribunal superior porque para eso las partes cuentan con un extenso catálogo de recursos para impugnar eventualmente una decisión que resulte desfavorable a sus pretensiones”.  Así también aclaró que, sobre la afirmación de “ir en contra de la jurisprudencia” del documento, “las sentencias en Chile tienen efectos relativos a diferencia de lo que ocurre en otros países, además de que plantear la sujeción del juez a dicha fuente evitaría su evolución”.

En cuanto a la idea de que aquel juez que falle contra ley pueda eventualmente ser mal evaluado, el magistrado señaló que “ello es innecesario pues la ley ya contempla la posibilidad de ser sancionado disciplinariamente e incluso imputado por el delito de prevaricación”.

Finalmente, el dirigente recordó que la Asociación de Magistrados ha promovido sistemáticamente el perfeccionamiento de los mecanismos de evaluación de desempeño al interior del Poder Judicial por un órgano que forme parte de éste y compuesto por jueces y en base a criterios objetivos relativos al cumplimiento de deberes distintos del contenido mismo de las decisiones jurisdiccionales. En cuanto a los bonos por cumplimiento de metas, Llanos cerró diciendo que ya existen y que “los jueces jamás se han opuesto a ser evaluados”.