De cara a un eventual retorno presencial al trabajo, desde comienzos de mayo la ANMM y los demás gremios judiciales que representan a profesionales, empleados y consejeros venían solicitando a la Corte Suprema conformar mesas de trabajo para elaborar protocolos que resguardaran la salud de todos quienes se desempeñan en el medio -incluidas las personas que prestan servicios de aseo y seguridad- incluyendo por cierto a los usuarios que acuden regularmente a los edificios de tribunales, juzgados y cortes.

En ese contexto se llevó a cabo este viernes 5 la reunión solicitada por los gremios con el Presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva,  para tratar el tema y exponer las distintas realidades que se presentan en el actual escenario de pandemia.

Asistieron al encuentro por teleconferencia  Gema Águila, Presidenta de Anejud; Patricio Aguilar, Presidente de Aprajud; Nelson Achurra, Presidente de Ancot y por parte de la Asociación Nacional de Magistradas y Magistrados, su Presidenta Soledad Piñeiro y el Director Mauricio Olave, además de otros representantes gremiales.

La Presidenta de la ANMM abordó una serie de puntos que dan cuenta de las realidades del trabajo actual y de las medidas que en su concepto deben ser adoptadas para transitar paulatinamente a la labor presencial. Lo propio hicieron las restantes organizaciones en una línea muy similar.

Algunos de los temas expuestos por la dirigenta donde surge la necesidad de trabajar en conjunto son:

En materia de notificaciones:

-Avanzar en acuerdos con instituciones estatales/gubernamentales como CDE, Inspecciones del Trabajo, Gobernaciones, Intendencias y otros para que se notifiquen de demandas laborales, por medio de correo electrónico.

-Misma cosa respecto de testigos y peritos tanto institucionales como privados toda vez que se hace necesario asegurar la asistencia.

-Medidas de seguridad y retorno seguro a sus hogares para las personas encargadas de notificar.

En materia de juicios orales por video conferencia:

Mientras se mantiene el teletrabajo y se transita hacia la función presencial se pide perfeccionar el sistema tecnológico y colaborar con las personas ( usuarios) que no tienen las habilidades o el conocimiento para ocupar la tecnología ( asunto que se  presenta especialmente en Familia ) 

– Asegurar el debido proceso, dado que el diseño legal procura la máxima protección sobre la base de la presencialidad y deben ser las partes las que “renuncien” a algunas de esas garantías.

En materia de infraestructura:

-Se solicita habilitar espacios que aseguren la distancia social y  se recomienda contar con la asistencia de la ACHS

También se pidió definir con exactitud el concepto de “trabajo semi-presencial”, el que sin duda es fundamental en etapas intermedias de retorno, debiendo considerar al menos, identificar los “grupos de riesgo” a nivel nacional.  En la misma línea se le pidió al Máximo Tribunal socializar la lista de funcionarios contagiados, derecho que se consigna en la ley de protección al paciente (20.584).

Al término de la reunión con el Presidente de la Corte Suprema, la magistrada Piñeiro se mostró más optimista respecto de la recepción que tuvo la petición de conformar las mesas de trabajo. El Presidente Silva en tanto les señaló que este lunes 8 de junio se verá este tema en la próxima sesión del Tribunal Pleno.