Una declaración pública en la que expresa su preocupación por diversas medidas en materia de infancia que “no se ajustan a estándares mínimos de protección de derechos e inciden en el rol cautelar de la Magistratura de Familia” emitió hoy la Asociación Nacional de Magistrados.

Ver declaración pública

El texto critica el establecimiento de instancias administrativas -el memorándum 608 y circular 1 del Sename- que en la práctica suponen una evaluación del mérito de decisiones emanadas de los Tribunales de Familia en materia de protección de niños, niñas o adolescentes (NNA), regulaciones que según el gremio están fuera del marco constitucional y legal e interfieren “de manera ilegítima en aquellas atribuciones exclusivas de los Tribunales que ejercen la jurisdicción de familia y son un atentado flagrante y sustancial a los principios de independencia judicial y juez natural”.

Para el gremio “la decisión del servicio señalado (Sename) interfiere de manera ilegítima en aquellas atribuciones exclusivas de los Tribunales que ejercen la jurisdicción de familia y son un atentado flagrante y sustancial a los principios de independencia judicial y juez natural, en manifiesta contravención a la distribución constitucional y legal de competencias judiciales y administrativas”.

Enseguida, se llama la atención respecto del funcionamiento, en calidad de piloto, de la Residencia de Alta Especialidad (RAE) de Providencia, respecto del cual señala que “no cumple los estándares mínimos internacionales en cuanto al tratamiento de niños con complejidades en salud mental, generando vulneraciones a sus Derechos Humanos, objeción que ha sido manifestada en similares términos por su propio referente en salud, el Hospital Luis Calvo Mackenna”.

Finalmente, los jueces hicieron un llamado urgente a las autoridades de las que depende el Sename a “restaurar el imperio del derecho e instar por el respeto de los principios fundamentales antes señalados, dejando sin efecto las aludidas circulares” y a los Ministerios de Justicia y Salud a adoptar las medidas destinadas a superar las deficiencias constatadas.

“Del mismo modo pedimos se adopten las medidas necesarias para que situaciones como el convenio ANI/SENAME no se vuelvan a repetir” finaliza la declaración.