Así lo señaló el martes 12 en el Senado la magistrada María Soledad Piñeiro durante la discusión del proyecto que reformará el sistema de justicia para su funcionamiento post estado de catástrofe.

La Comisión de Constitución del Senado acogió el pasado martes los argumentos de la Asociación Nacional de Magistradas y Magistrados (ANMM) en relación con el nuevo artículo 101 bis del Código Orgánico de Tribunales, con la intención de pasarlo a disposición transitoria, por estimar que las destinaciones no constituyen una solución definitiva al atraso generado por la pandemia en la tramitación de las causas. Ello tras oir a la dirigenta María Soledad Piñeiro en representación del gremio, quien manifestó que “la única solución real al trabajo atrasado es una sobre dotación de jueces en todos los tribunales que lo requieran”, en el entendido de que la cantidad actual de juezas y jueces no va a dar abasto para absorber la acumulación.

Ver sesión del 12/01/2021: https://bit.ly/3nFc34H

Ver tramitación del proyecto en: https://bit.ly/35DeGh7

Se trata del proyecto de boletín N° 13752-07 que reforma el sistema de justicia para enfrentar la situación luego del estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública, cuya tramitación ha acompañado el gremio desde septiembre pasado.

La norma referida que se debatió in extenso la jornada de ayer martes 12 de enero – el nuevo 101 bis de Código Orgánico de Tribunales – fue refutada por la asociación entre otras razones porque como señaló la dirigenta, “lejos de ser una solución, las destinaciones trasladan un problema de un lugar a otro. Todos los tribunales y cortes tienen actualmente una gran carga de trabajo y están superadas en personal; la mera destinación de un juez, sin el apoyo de funcionarios y consejeros técnicos en su caso, no reporta una real solución. Se usa como sanción encubierta y no se respeta el fuero gremial, a pesar de existir prohibición legal expresa de traslado. Es decir, no es ni ha sido una solución real pues sabemos que la sobre carga de trabajo es generalizada”.

El Presidente de la Comisión de Constitución, senador Alfonso De Urresti escuchó atentamente los argumentos de la Asociación atendiendo el fondo del asunto, lo que fue respaldado por el destacado académico Cristián Maturana. “Así como está redactada esta norma, y propuesta además como una norma permanente y no de carácter excepcional, no tiene ningún sentido. Hoy tenemos una situación clara respecto de la necesidad de apoyo que tienen los Ministros de Cortes de Santiago y cuando se requieren refuerzos lo que se debe hacer es contratar abogados integrantes. Si eso no se está haciendo es porque no se ha destinado presupuesto” dijo el profesor.

El mismo senador De Urresti reflexionó al respecto: “Claramente las situaciones de crisis, de colapsos, se solucionan con más personal y mejor gestión”.

La magistrada Piñeiro, quien es además Presidenta de la Corte de Apelaciones de Valdivia, señaló además que este articulado se construye en base a mediciones de cargas de trabajo que no son confiables para el gremio. “El fundamento base es la carga de trabajo – dijo Piñeiro – la que se determina sobre la base de estadísticas entregadas por el Departamento de Desarrollo Institucional (DDI) del Poder Judicial, y que han sido objetadas no solo por nuestra asociación sino por tribunales específicos, pudiendo comprobarse más de una vez los errores. A modo de ejemplo, en la contingencia del Covid se levantaron estadísticas para determinar cuántos funcionarios liquidadores extra se requerían en tribunales de familia. Se partió de la base que cada uno diariamente podía hacer 15 liquidaciones a un promedio de 32 minutos por liquidación. Eso en una jornada de 8 horas de trabajo significa que la persona no podría levantarse ni un minuto de su escritorio.”

La magistrada argumentó asimismo ante la Comisión que “otro de los problemas que genera este artículo es que no especifica a qué cargo pueden ser destinados ministros, fiscales, secretarios y relatores. Y en este mismo aspecto hay que hacer notar que tampoco se hace cargo este artículo así como está redactado, qué ocurre con el tema de remuneraciones en el caso que una persona sea destinada a un cargo de mayor remuneración que el suyo”.

Finalmente, aseveró que el acuerdo adoptado de hoy de intención de sacar esta norma del articulado permanente y colocarla dentro de las transitorias “representa un avance pero como Asociación creemos que esta norma no debiera existir así como tampoco debiera existir en actual artículo 101 que se refiere a la destinación de jueces. La real solución es que en este contexto de trabajo extraordinario a raíz de la pandemia, se cree una norma para sobredotar de jueces a todos los tribunales que lo requieran por un período mínimo según lo que arrojen las estadísticas por retraso de causas”.

Puestos los argumentos sobre la mesa, el Ejecutivo representado por el Ministro Hernán Larraín y su Gabinete, accedió a estudiar el traslado de esta norma al capítulo de disposiciones transitorias del proyecto de ley. Para este efecto, el Presidente de la Comisión de Constitución, senador De Urresti, solicitó a la magistrada Piñeiro y al académico Maturana, tener a bien concurrir este próximo lunes 18 de enero con la propuesta de un texto que reemplace el actual considerando que sería una norma transitoria y no permanente como estaba puesta en el proyecto hasta este martes 12.